Intérpretes:

Daniel Cabrio

Guillermo Castillo

Walter Fida

Logo Trio de Guitarras Domine
Busca r en la Web
Buscar en Domine

| Home | Actuaciones | Filmaciones | Grabaciones | Villancicos | Donaciones | Contacto | ingles | francés | alemán |

Trío Domine
Antecedentes
Fotos
Críticas
Repertorio
Música para Eventos
Prof. Lic. Daniel Cabrio
Prof. Guillermo Castillo
Prof. Walter Fida
Prof. Diego Liotto
Arte Cristiano
Música Sagrada
Música clásica
Utilitarios
Foro
Chat
Partituras gratis
Partituras de Guitarra
Midi
MP3
Luthiers
Banners - otros
My Space
Guitarra y letra
 
Periódico Domine
Periódico
Descarga
Publicidad
Suscripción
 
Directorio Domine
Directorio
Añadir URL
 
Intercambio
 
 
 
 

Arte Cristiano

La Iglesia Cristiana quiere siempre para Dios la "adoración en espíritu y en verdad". El cristianismo es esencialmente vida, vida de Dios en nosotros. No todo arte llevado a cabo por cristianos es por eso mismo cristiano. Tampoco el tema cristiano, ni si quiera si a ello se añade la finalidad cristiana de la obra, basta para dar existencia a un arte cristiano. En torno a un tema cristiano, el arte no alcanza una aspiración cristiana. Quien realmente sirve al arte y al cristianismo es el artista que se preocupa de ser real e íntegramente cristiano, de vivir cristianamente toda su vida (no la de su arte tan solo), el que con humildad y fe se aplica a expresar la belleza de los misterios, que vive y experimenta en su alma cristianamente iluminada. En ese caso su obra será el testimonio autentico de su arte y de su vida cristiana a la vez, o mejor, en su vida cristiana en la actividad y obra de arte.

El trío "Domine", integrado por los concertistas de guitarra: Daniel Cabrio, Walter Fida y Guillermo Castillo, busca expresar en su repertorio cuidadosamente elegido, estados de alma semejantes a los que lo inspiraron, para comunicarlo a sus semejantes. Utilizando la mejor música posible y del mejor modo posible, su objetivo es purificar y transformar cristianamente toda su vida y con ella las fuentes mismas de su inspiración, creando de esta forma un foco que irradie amor a todos los seres, contribuyendo así, con belleza expresiva e impresionante dignidad a la adoración del Dios Todopoderoso por el hombre. Todo arte verdadero tiene sobre la sensibilidad un efecto tónico y reactivo, aumenta la energía, acrecienta la fuerza, acelera y acentúa el ritmo funcional, enciende en el alma la alegría, es decir el sentimiento de la fuerza acrecentada. La música religiosa, debe colocarse al servicio de ese fin significativo: vincular al alma a la realidad espiritual, y elevarla por encima de la tierra, al cielo de lo infinito, de lo sagrado. No se debe escatimar esfuerzos ni costo en esa ofrenda de alabanza, porque en ella la labor y el sacrificio se transmutan en el ser y el alma redimida, curada, salvada dice: “Jamás ofreceré al Señor, mi Dios, lo que nada me haya costado”.

Lic. Daniel Cabrio

Enciclopedia Católica

Copyright 2004  triodomine.com ®